¿Qué es el sensor de oxígeno en un Murano?

¿Qué es el sensor de oxígeno (o sonda lambda) en un Murano?

En pocas palabras:
El sensor de oxígeno, también conocido como sonda Lambda, se encuentra en el sistema de escape y mide el nivel de oxígeno en los gases a la salida del motor. Esta información es usada por la computadora central de tu Murano (ECU o PCM) para controlar la inyección de combustible y permitir que el motor trabaje eficientemente sin desperdiciar combustible ni perder rendimiento.

El sistema de escape puede tener 1 o 2 sensores de oxígeno, el principal se encuentra a la entrada el catalizador y monitorea los gases que salen del motor. El segundo (si es que el sistema cuenta con uno) se ubica a la salida del catalizador y sirve para monitorear su desempeño. Recordemos que si el catalizador funciona mal, se estarían emitiendo gases altamente contaminantes a la atmósfera. El sensor de oxígeno usualmente comienza a fallar entre los 90.000 y los 140.000 kms, momento en que debe ser reemplazado. Si no está con problemas te recomendamos que no lo reemplaces. Ten en cuenta que no es un elemento clave con períodos estandarizados de mantenimiento, aunque ayuda a mantener un funcionamiento eficiente de tu Murano reduciendo las emisiones y a prolongar la vida útil del motor. Es común que el sensor de oxígeno falle por acumulación de suciedad dada por el uso de combustibles incorrectos o de baja calidad. Muchas veces solo basta con limpiarlo para que vuelva a sus funciones.

Síntomas de falla del sensor de oxígeno en un Murano

Los síntomas comunes de falla del sensor de oxígeno son una marcha mínima inestable, un mal rendimiento de consumo de combustible y el encendido de la luz de check engine (que es la luz que ves a continuación).

¿Has encontrado un error en esta guía? Avísanos
¿Te sirvió esta información?
¡GRACIAS!

Problemas con el sensor de oxígeno en Nissan Murano


Síguenos en Facebook