¿Por qué recalienta el motor en un Celta? Causas y soluciones

¿Qué hacer si el motor de tu Celta levanta temperatura?

En caso de recalentamiento, aparecerá en el tablero de tu Celta el siguiente testigo lumioso:

Si aparece la luz testigo en el tablero de tu Celta o ves que sale vapor a través del capot, toma en cuenta las siguientes recomendaciones por tu seguridad y la de tu vehículo:

Si la temperatura es elevada pero NO hay vapor saliendo del capot:

  • Detente en un lugar prudente y deja el automóvil encendido: esto hará que el sistema de refrigeración siga funcionando.
  • Espera con el motor en marcha a que baje la temperatura y se apague la luz. Una vez que esto suceda maneja lentamente estando atento al indicador de temperatura hasta llegar a un taller mecánico.
  • Si la temperatura no baja, apaga el motor y llama a tu servicio de remolque.

Si ves vapor saliendo del capot:

⚠️ Apaga el automóvil y aléjate. No intentes abrir el capot, el vapor sale a muy alta temperatura y puede ser riesgoso quedarse cerca. Deja que se enfríe solo.

⚠️ Llama a tu seguro para que una grúa remolque el vehículo.

⚠️ Después de un hecho como este, es probable que el motor quede dañado y no vuelva a arrancar. Deberás hacerlo revisar por un especialista si esto sucede.

⚠️ En ninguno de los dos casos abras el capot ni el compartimento del líquido refrigerante. Esto podría causar que el líquido salga expulsado hacia arriba y te quemes gravemente.

¿Qué refrigerante usar en tu Celta?

Hay muchos tipos y marcas de líquidos refrigerantes, cada uno con sus características particulares. Te recomendamos siempre respetar el tipo de refrigerante indicado en el manual de usuario. De esa forma cuidarás el motor de tu Celta de la mejor manera. Si estás en una emergencia puedes usar un refrigerante con glycol de cualquier color (verde o rosa). Luego con tiempo podrás ver cuál es el específico para tu motor.

¿Cómo prevenir el recalentamiento del motor de tu Celta?

Hay algunas causas de recalentamiento que puedes prevenir de forma muy simple tú mismo:
- Usa siempre líquido refrigerante de calidad: renueva el refrigerante cada 50.000km o 2 años. Te recomendamos mirar el manual de usuario para más detalles
- Nunca uses agua (destilada o del grifo): el líquido refrigerante tiene cualidades muy importantes para el buen funcionamiento del sistema, por ejemplo, hierve a mayor temperatura
- Revisa el líquido cada 15 días: mantenlo siempre completo hasta el nivel indicado en el depósito de refrigerante.
- Limpia las aletas del radiador: el radiador puede ir juntando suciedad como hojas, barro o polvo que va tapando los pasajes de aire disminuyendo así su capacidad de enfriamiento. Límpialo con un cepillo cada vez que revises el nivel de líquido.

¿Por qué recalienta el motor de tu Celta?

Las 2 causas fundamentales de recalentamiento son:

  • El refrigerante no circula de forma adecuada por el sistema
  • No circula suficiente aire a través del radiador

⚠️ El refrigerante no circula de forma adecuada. Esto puede deberse a:

  • Poco líquido refrigerante: revisar el nivel del refrigerante de forma periódica. Si el nivel está por debajo del mínimo es posible que el motor comience a calentar por falta de fluido.
  • Bomba de refrigerante gastada: lo mejor es cambiar la bomba con cada cambio de correa de distribución, la relación costo/beneficio lo amerita.
  • Radiador tapado: los pasajes internos son pequeños y con el tiempo, si no se recambia el refrigerante periódicamente se va acumulando suciedad que termina bloqueando los conductos.
  • Conductos del motor tapados: igual a lo anterior pero en los conductos internos del motor.
  • Termostato trabado: el termostato queda trabado, usualmente por suciedad, impidiendo el paso del refrigerante hacia el radiador.

⚠️ No circula suficiente aire a través del radiador. Las razones pueden ser:

  • Aletas del radiador tapadas: el radiador puede ir juntando suciedad como hojas, barro o polvo que va tapando los pasajes de aire disminuyendo así su capacidad de enfriamiento.
  • Aletas deformadas: por causa de descuidos, mala manipulación o lavado a presión, las aletas se van doblando hasta que obstruyen gran parte del pasaje de aire.
  • Electroventilador no funciona: por una avería en el mismo electroventilador, en el sensor de temperatura o en el módulo de control, éste puede dejar de funcionar.

⚠️ Otras causas:

  • Líquido refrigerante de baja calidad: usa siempre el refrigerante recomendado por el manual de usuario y renuevalo dentro del período especificado (por lo general cada 5 años).
  • Tapa del radiador o depósito dañada o floja: el circuito de enfriamiento debe trabajar sometido a presión. Si las tapas están dañadas o flojas dejan escapar la presión y el líquido.
  • Falta de aceite lubricante: al elevarse la fricción de las piezas internas se eleva mucho la temperatura y el desgaste pudiendo producir daños muy graves si no se soluciona a tiempo.
  • Rotura en la junta de tapa de cilindros (culata): los gases de combustión pasan al sistema de refrigeración elevando mucho la temperatura y formando burbujas de gas.

Si te interesa el tema puedes profundizar el contenido leyendo lo siguiente:

¿Cómo funciona el sistema que enfría el motor de tu Celta?

Todos los motores tienen un sistema para enfriarse, que funciona llevando el calor desde el motor al radiador.

El sistema es bastante simple y está compuesto de los siguientes elementos:

  • Líquido refrigerante
  • Radiador
  • Bomba de refrigerante
  • Sensor de temperatura
  • Termostato
  • Electroventilador

El motor se refrigera por medio del líquido refrigerante o "anticongelante". Este líquido comúnmente se lo conoce como “agua” (aunque no lo sea) y es el que se suele comprar en las gasolineras cuando hacemos un “control de agua y aceite”. Suele ser de color verde o rosa. Jamás deberá usarse agua pura, esto arruinaría el motor.

El sistema funciona como lo muestra la imagen a continuación: el líquido toma el calor generado por el motor y lo lleva hacia el radiador. Para la circulación del líquido existe una bomba que lo impulsa por todo su recorrido.

Para su buen funcionamiento el motor del Celta debe mantenerse siempre dentro de un rango de temperatura óptimo que ronda los 90ºC y para garantizarlo, el sistema cuenta con dos piezas "auxiliares" que controlan las temperaturas: el termostato y el electroventilador. El termostato evita que el refrigerante se enfríe demasiado y el electroventilador evita que se caliente.

El sensor de temperatura es el que monitorea todo el sistema que normalmente es comandado por la computadora central o por un módulo electrónico separado, dependiendo del fabricante del vehículo.

Como en todo sistema, alguna de las partes puede fallar o averiarse, causando recalentamiento tal como lo explicamos en las secciones anteriores.

¿Has encontrado un error en esta guía? Avísanos
¿Te sirvió esta información?
¡GRACIAS!

Problemas con por qué recalienta el motor en Chevrolet Celta


Síguenos en Facebook


¿Encontraste lo que buscabas?

¡GRACIAS!